Horario flexible

¿Quieres venir cuando mejor te venga?

Teléfono: 670031089

 Llámanos cuando quieras

Esperanza Oñate: “Todos los niños son especiales y diferentes”

 

 

 

El próximo 4 de septiembre Academia Teresa abrirá sus puertas de par en par para realizar unas jornadas intensivas de Psicología. Charlas y ponencias de pediatras, psicólogos, neurólogos, psiquiatras, y un largo etcétera de especialistas se darán cita en nuestro centro académico, para orientar a las familias con niños con Necesidades Específicas de Apoyo Educativo en temas de becas, ayudas y apoyo de sumo interés.

Realizamos esta entrevista, con motivo de conocer más acerca del área de la psicología educativa. 

Datos del entrevistado: 

Nombre: Esperanza Oñate Talaya 

Edad: 26 años 

Estudios: Grado en Psicología en la Universidad Miguel Hernández de Elche. 

Máster en Psicopedagogía en la Universidad Jaume I de Castellón. 

Máster Universitario en Formación del Profesorado ESO, Bachillerato, FP y enseñanzas de idiomas. 

Formación en Terapia Familiar Sistémica en Centro Lucentum. 

Lugar donde trabaja actualmente: Academia Teresa, 1 AÑO 

 

SARA RUIZ: ¿Para usted que es un psicólogo educativo 

ESPERANZA OÑATE: Es un profesional que se dedica a acompañar al alumnado para conseguir aquello que se propone, ofreciéndole un recurso educativo y motivador, utilizando metodologías diferentes como por ejemplo el ABJ (aprendizaje basado en juegos) o la Gamificación. 

S.R.: ¿Cuál considera usted el objetivo principal de la psicología educativa?  

E.O.Conseguir aumentar la autoestima y seguridad del alumno, dos factores que me parecen clave y primordiales para que consigan sus objetivos tanto en el ámbito educativo como en el laboral y social. 

S.R.: ¿Cómo considera estos términos? 

E.O.Aprendizaje: proceso por el cual adquirimos conocimientos, destrezas y habilidades a través del estudio, el esfuerzo, la constancia, etc. 

-Desarrollo de la personalidad o afectividad: para mí la personalidad es una serie de características que define a una persona y que va desarrollando y modificando con el paso del tiempo, de sus propias experiencias y vivencias.  

Aquí entran en juego también los sentimientos y las emociones que vamos experimentando y que desarrollarán finalmente la conducta propia de esa persona. 

Interacción social: es un proceso de socialización que todos necesitamos para entender mejor el mundo que nos rodea y adaptarnos a él. Para ello, es importante adquirir una serie de habilidades sociales necesarias para interactuar con otras personas, así como la manera de expresar nuestros sentimientos, deseos, opiniones, etc., lo que hoy es popularmente conocido como “ser empáticos” (ponerte en el lugar del otro) y “ser asertivos” (expresar tus opiniones y deseos de manera respetuosa y sin herir a los demás). 

Salud mental y física: estado subjetivo con el cual la persona es capaz de hacer frente a su día a día. Cuando este estado está en equilibrio entre la persona y el mundo que le rodea, es cuando hablamos de estado de bienestar, tanto físico como mental, utilizando diferentes conductas y habilidades para hacer frente a los diferentes obstáculos que se nos presentan y, para mantener ese estado de equilibrio. 

S.R.: ¿Y cuál considera el más difícil de trabajar? y ¿por qué? 

E.O.:  No creo que la palabra sea “difícil”, sino que para mí, son importantes trabajar todos y dentro de estos, evidentemente, unos serán más fáciles de trabajar que otros dependiendo del contexto y de la persona. Sin embargo, uno de los conceptos primordiales y que desencadenará todos los demás es la salud mental y física, pues si la persona está desarrollando habilidades sociales adecuadas pero no encuentra su bienestar mental o físico, estaremos en un punto de no retorno en el cual, adquirirá habilidades y destrezas pero no se verá con motivación para llevarlas a cabo.   

S.R.: ¿Cómo psicólogo en el ámbito educativo, se le han presentado problemas al desempeñar su papel? (Especifique cuales)  

E.O.Problemas siempre hay, la diferencia está en el sentido que le damos, ya que las dificultades o los obstáculos que se presentan no siempre deben de ser negativos, sino que nos sirven para aprender y buscar diferentes opciones para seguir adelante.  

Algo muy positivo para mí es que, normalmente, cuando se me ha presentado alguna dificultad como puede ser no saber responder a una mamá lo que ella necesita, o realizar algún trámite por primera vez, siempre he conseguido salir adelante sacando de cualquier rincón de mi mochila alguna habilidad o destreza que a veces no sabía ni que tenía. Por ello es por lo que digo que, dependiendo de cómo mires las dificultades y cuál sea el sentido que le das, saldremos motivados y seguros para enfrentar todos los que vengan. 

He de decir que, por suerte, siempre he contado con una plantilla de compañeros y profesionales que me han ayudado en todo lo que he necesitado. No sé si por suerte o por casualidad, aunque yo creo más en la CAUsalidad, siempre me he rodeado de personas maravillosas.  

S.R.: ¿Por qué cree usted que en la formación del psicólogo, se le ha dado un mayor énfasis a la teoría y se ha desatendido la práctica? 

E.O.Siempre he considerado la práctica un punto muy a favor en una profesión, porque es realmente donde aprendes de las adversidades y donde encuentras las dudas que pueden surgirte frente a algún obstáculo.  

              Sin embargo, a día de hoy y haciendo hincapié a mi formación en Terapia Familiar Sistémica en el Centro Lucentum de San Vicente del Raspeig, he entendido que para que un psicólogo o terapeuta atienda y acompañe a una familia en un proceso de cambio, como puede ser un duelo, o para entender la rebeldía que está experimentando un adolescente, primero el terapeuta ha de haberse trabajado a sí mismo, ya sea con su genograma familiar, sabiendo de dónde viene, cuáles son sus raíces y habiendo curioseado su ciclo vital, entre otras muchísimas cosas. 

         Por ello, aunque muchas personas piensen que la práctica es lo más importante en una carrera, en mi caso pienso que el trabajo interno y personal del psicólogo es primordial, antes de ejercer como terapeuta. 

S.R.: ¿Qué tipos de compromisos y retos serán adecuados para ampliar el perfil de los futuros nuevos psicólogos educativos?  

E.O.Si yo tuviera que decirle algo a los nuevos psicólogos que se están formando y que desean adentrarse en esta aventura de conocer y curiosear, les diría que no tengan prisa por observar con lupa a los demás y poner “etiquetas” sin ton ni son, sino que se miren a sí mismos, que deshollinen su interior y que se trabajen. Creo que es una parte muy olvidada y que se nos “llena la boca” diciendo que hay que ir al psicólogo, pero… ¿se han trabajado los psicólogos/as antes? 

Uno de los retos de esta profesión es ese, mirarse uno mismo, cosa que creo que estamos dejando olvidada en muchas ocasiones.  

S.R.: Trabaja con casos de TDHA, MUTISMO, AUTISMO… ¿Podría contarnos cómo es trabajar con estos niños con necesidades específicas de apoyo educativo? 

E.O.: Más de una vez me han dicho que debe de ser muy difícil tratar con niños especiales, porque están enfermos y son diferentes a los demás, a lo que yo les he contestado: ¿tu hijo es igual que tu vecino? 

Todos los niños son especiales y diferentes, algo que les hace ser únicos en este planeta que busca la normalidad y que intenta esconder esos picos que sobresalen de la estadística.  

Realmente me encanta trabajar con todos ellos y ellas, porque me hacen ver lo especiales que son y me hacen aprender y enriquecerme día a día. No tienen filtros para decirte lo que piensan, en cada momento y en cada situación de frustración o alegría. Pasan de 0 a 1000 en un segundo y se muestran tal como son, cosa que se agradece en este mundo de caretas y apariencias. 

¿Qué es ser normal? ¿Tenemos que comportarnos todos de la misma manera y caminar en una única dirección? No lo creo. 

S.R.: ¿Cómo surge su interés por estudiar las creencias docentes?  

E.O.Mi primera experiencia en el campo de la educación dentro del ámbito de la psicología fue en un colegio de Educación Especial. Se llama Virgen de la Luz y está localizado en una pedanía de Elche, La Matola. 

     La verdad es que fue una experiencia que me marcó tanto que decidí seguir por este camino y aprender más de ello. Eran niños/as que cada día te regalaban una sonrisa y una hazaña, como si se tratara de una chispa que encendiese el motor para continuar. Eran niños con enfermedades raras, diferentes trastornos, discapacidades, etc. pero no menos que tú ni yo, por lo que cada día iba ilusionada y con ganas de aprender con y de ellxs. 

S.R.: Actualmente ¿Qué investigaciones estás realizando? 

E.O.Investigaciones como tal ninguna, me dedico a indagar sobre mis raíces y mi genograma familiar, si te sirve como respuesta jajaj. Me encanta saber de dónde vengo y como he llegado a donde estoy siendo como soy.  

Miro hacia delante y no dejo de tener sueños y objetivos que espero poco a poco acercarme a ellos. Este es el caso de la oposición de orientación educativa, la cual empezaré a prepararme este año. ¡Deséame suerte! 

 

Gracias por todas las preguntas, ha sido un placer 😊  

Más información: 

Esperanza Oñate Talaya 

psicologia@academiateresa.es 

678351366 

www.academiateresa.es 

 

 

 

 

Deja un comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies