Horario flexible

¿Quieres venir cuando mejor te venga?

Teléfono: 633232440 (Carlos) / 727743675 (Vicky)

 Llámanos cuando quieras

LA MALETA DE LA VIDA

Cuando dicen que la vida es una mochila o una maleta que vas llenando de objetos de valor y que, de vez en cuando, hay que revisarla para quitar la ropa que ya no vale, que no sienta bien o que directamente ya no nos gusta, no se equivocan. Y es que, qué bien sienta pararse, reflexionar y trabajar nuestras propias emociones; desaprender lo aprendido para actuar desde dentro y dar paso a nuevos conocimientos y experiencias.

Así fue como el pasado miércoles queríamos empezar el día, asistiendo a un taller de Coaching Relacional en el centro Eleva de Albacete, de la mano de Valeria Aragón.

 

Resultó ser una gran experiencia, ya que nos brindó la oportunidad de reflexionar sobre los roles que, sin apenas darnos cuenta, vamos adoptando en las relaciones e interacciones con los demás. Algunos de estos roles te sonarán simplemente mencionándote alguna de sus frases típicas:

  • “¿Necesitas ayuda? Yo puedo ayudarte si no puedes solo/a” = El salvador
  • “Eso no se hace así, eso está mal. Debes hacerlo como te he dicho yo” = El perseguidor
  • “Yo eso no sé hacerlo, todo me pasa a mí” = La víctima

Estos 3 roles forman parte del Triángulo Dramático de Karpman, el cual puede ser mostrado a los más pequeños para trabajar las diferentes posiciones que acogemos ante un problema nuestro o de alguien de nuestro entorno.

También tuvimos la oportunidad de hablar sobre nuestras luces y sombras, un todo en uno que mostramos y manejamos a nuestro antojo. La pregunta es; ¿Qué prefieres?

Puedes aceptarte y gustarte con tus luces y sombras y actuar conforme a lo que sientes y crees, o puedes mostrar sólo una parte de ti y ocultar aquellas que no te gustan. Con esto último caminarás con un vacío en tu interior esperando a que alguien lo llene pero…  primero tenemos que querernos a nosotros mismos para poder buscar fuera otro tipo de caricias.

Si hay alguna frase que me caló y que, desde entonces, la tengo muy presente es la de una de mis cantantes favoritas, Rozalén: “todo lo que no se atiende tarde o temprano reaparece” Por ello, todo lo que rechazamos en algún momento nos dominará pero si por el contrario lo aceptamos tal y como es, nos enriqueceremos y transformaremos a su paso.

Busquemos la individualización y la diferencia, pues comparándonos con los demás solo obtendremos sentimientos de competitividad e incluso de inferioridad en muchas ocasiones. Por ello, sé el pez que nada a contracorriente y, sobre todo, seamos aquellos profesionales que acompañen a la persona en busca de la solución, pero no el o la que se la dé; no seas el/la salvador/a.

 

Esperanza Oñate Talaya

Psicóloga educativa en Academia Teresa

 

Deja un comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies